Jeep Compass 2021 revisión

¿Es el Jeep Compass un óptimo coche?

Puede parecer un Jeep Grand Cherokee que se ha encogido en un lavado en ardiente, pero el Jeep Compass es de todos modos el SUV familiar mucho más pequeño de Jeep. Tiene un estilo afín inspirado en el todoterreno, un maletero razonablemente práctico y un espacio aceptable en el taburete trasero, si bien por la parte interior se siente de manera significativa mucho más económico que muchas elecciones mucho más suaves.

Eso no significa que la cabina del Compass se vea especialmente monótona: todos y cada uno de los coches, salvo el de nivel de entrada, están pertrechados con un enorme sistema de información y diversión con pantalla táctil de 8.4 pulgadas, y puede conseguir una selección de inserciones refulgentes en una gama de colores para animar su interior. Es razonablemente espacioso en la parte frontal, pero varios plásticos duros caen hacia los lados y las elecciones tienen mucho más espacio a fin de que los mayores altos se estiren en la parte posterior.

Es una historia afín tratándose de espacio de arranque. El Jeep Compass puede conducir poco mucho más que un Nissan Qashqai, pero va tras un Peugeot 3008 o Skoda Karoq. No obstante, hay bastante espacio para llevar una bicicleta con los asientos traseros bajados, y el piso chato del Jeep posibilita la carga de cajas pesadas.

Si comunmente transporta bastante equipaje pesado, posiblemente quiera estimar entre los motores diésel Jeep Compass. Los modelos mucho más poderosos de 1.6 y 2.0 litros van a ser mucho más económicos de emplear que los 1.4 litros de gasolina si conduces muchas millas en la autopista y vienen de serie con tracción en las 4 ruedas para guiarte a enfrentar los gélidos retos del invierno. Asimismo puede conseguir una caja de cambios automática para achicar el agobio de los viajes largos.

Más allá de que a la mayor parte de los dueños no les importará, la Compass es considerablemente más feliz manejando en campos embarrados que la mayor parte de los SUV.

Lamentablemente, aun con este automóvil instalado, el Compass no es tan relajante de conducir como un Qashqai, 3008 o Karoq; no repara los baches tan bien como estos vehículos y escuchará mucho más estruendos. agilidad. En caminos rurales sinuosos, su cuerpo se inclina mucho más que ellos, con lo que los usuarios traseros tienen la posibilidad de sentir algo de náuseas tras unas horas de viaje.

Las cosas no mejoran bastante a bajas velocidades o en la localidad. La dirección del Jeep Compass es muy rápida, lo que posibilita la maniobra, pero es desequilibrado en rutas con baches y las pequeñas ventanas traseras tienen la posibilidad de complicar un tanto el estacionamiento.

Por suerte, viene con varios kits de seguridad de alta tecnología para contribuir a impedir choques eludibles; aun consiguió una pasmante calificación de seguridad de cinco estrellas de Euro NCAP en estrictas pruebas de choque en 2017.

Esto por sí mismo no compensa las deficiencias del Jeep Compass en compañía de otros SUV familiares bien equilibrados. Si busca algo con un estilo original y bastante aptitud todoterreno para efectuar trabajos rápidos en terrenos embarrados, consulte nuestras páginas de promociones para entender los más destacados costos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad