Prueba Ford B-Max 2021

¿Es el Ford B-Max un óptimo coche?

El Ford B-Max es una minivan compacta que es mucho más espaciosa que un automóvil pequeño usual. Merece la pena considerarlo si quiere un automóvil familiar práctico con una situación de conducción elevada.

Puede parecer un Ford Celebración bombeado, pero las puertas traseras deslizantes capaces del B-Max lo transforman en entre las minivans mucho más prácticas en venta. Precisamente, es mucho más simple poner un taburete para pequeños o saltar en la parte posterior que un Kia Venga o un Hyundai ix20.

Hay bastante espacio para la cabeza y varios cambios para asistirlo a sentirse cómodo en el taburete del conductor, pero ciertos plásticos texturizados y un sistema de información y diversión muy obsoleto hacen que la cabina del B-Max se vea bien. Asimismo debe abonar mucho más por la navegación por satélite, aun en los modelos Titanium X de alto rango.

Las cosas no mejoran verdaderamente en el momento en que llegas a cargar el B-Max lleno de equipaje. Claro, su maletero cuadrado es simple de cargar, pero con 318 litros, eso es un total de 122 litros en el Venga y el ix20. Por suerte, puede doblar los asientos traseros y el taburete del pasajero delantero al tiempo si debe transportar productos largos.

Para el transporte de elementos mucho más pequeños, tiene un práctico divido de almacenaje bajo el suelo del maletero, unos ganchos de compra y unos útiles huecos delegados por toda la cabina. Estos no son tardis, pero hay espacio mucho más que bastante para esconder los datos familiares comunes.

La altura del B-Max te da una vista increíble de la carretera que tienes por enfrente. Hay un rápido punto ciego provocado por los enormes marcos de las ventanas laterales, pero en su mayor parte es muy simple conducir por la localidad.

El práctico B-Max revela que las pequeñas minivans todavía meritan una observación en frente de una creciente cosecha de distinguidos SUV

Si pocas veces se aventura en la localidad, le aconsejamos que escoja un B-Max con un motor de gasolina turbo de 1.0 litros. La versión de 125 CV asimismo es suficientemente alegre para enfrentar los viajes por carretera y asimismo es bastante frugal. No obstante, para viajes largos y regulares, va a estar bastante superior con la capacidad de tracción avanzada del diésel de 1.5 litros.

No es una limusina, pero el B-Max absorbe de forma increíble las rutas rurales repletas de baches para un automóvil pequeño, y su cuerpo prominente no se inclina bastante aun en curvas cerradas. Aun a velocidades de autopista, solamente va a oír el estruendos del viento, el estruendos de los neumáticos es en su mayoría discreto y es bueno comprender que el B-Max tiene una calificación de seguridad de cinco estrellas de Euro NCAP. . Tenga presente que las pruebas se han vuelto considerablemente más estrictas desde la evaluación del B-Max en 2012.

No es precisamente la minivan con mucho más alta tecnología en venta, pero la Ford B-Max es económica de obtener, accesible y está llena de conjuntos de funcionalidades capaces diseñadas para hacer más simple los desplazamientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad