Revisión del BMW i8 2021

¿Es el BMW i8 un óptimo coche?

El BMW i8 es un superdeportivo futurista que revela que los híbridos ecológicos no tienen por qué razón ser desanimados. Un fuerte motor de gasolina turboalimentado y un motor eléctrico de alta tecnología trabajan juntos para prestar un desempeño inusual, al tiempo que el estilo de mírame llama la atención en todas y cada una partes, desde Kensington High Street hasta una charla Green Party.

El i8 salió en venta por vez primera en 2014, pero recibió un motor eléctrico mucho más fuerte y una mejor autonomía eléctrica en 2018. El estilo imbécil del BMW continúa sin cambios, pero se ve aún mucho más increíble que los coches. Honda NSX y Audi R8, en especial con puertas con bisagras se abren completamente.

Las cosas son un tanto menos teatrales en el interior, pero aún consigues un interior minimalista capaz con varios materiales suntuosos y un display de controlador digital en vez de los diales comúnes de serie.

En contraste a la mayor parte de superdeportivos, el BMW i8 tiene 4 asientos, lo que lo realiza increíblemente simple. Claro, no hay espacio en el maletero de 154 litros para un juego de palos de golf, pero es mucho más grande que el maletero del Audi y hay bastante espacio en los asientos delanteros del BMW a fin de que se sienta cómodo si es mucho más prominente. .

El i8 pertence a los superdeportivos mucho más sigilosos y respetuosos con el medioambiente, pero terminantemente no es un turismo para las violetas que se encogen, ¡mira esas puertas absurdas!

El i8 asimismo es mucho más relajante de conducir que la mayor parte de los superdeportivos comúnes, gracias en parte a su motor eléctrico perturbadoramente discreto y a su suspensión bastante cómoda. La visibilidad asimismo es razonablemente buena, con lo que conducir por la localidad no es especialmente bien difícil y no se escucha bastante viento molesto ni estruendos de neumáticos a velocidades de autopista.

No obstante, póngalo en modo deportivo y las cosas se van a poner un tanto mucho más estruendosas. El motor de gasolina turboalimentado de tres tubos cobra vida y los altífonos del i8 reproducen los sonidos sintetizados del motor en toda la cabina. No es tan enternecedora como percibir un V10 de 5.2 litros tras ti chillar como un R8, pero el impulso instantáneo de su motor eléctrico quiere decir que el BMW i8 acelerará de 0 a 100 km / h en 4.4 segundos. . Es mucho más veloz que un Porsche 911 Carrera 4.

La utilización extensivo de fibras de carbono ligeras asimismo asiste para que el i8 sea lo mucho más ágil viable en una carretera sinuosa, tal como a aumentar al máximo su autonomía eléctrica. Una carga de tres horas con un cargador de pared dedicado le deja andar prácticamente en silencio por cerca de 30 millas y hasta 75 mph. En el momento en que se agota la energía, el motor de gasolina comienza de manera automática para empujarlo y recargar sus baterías al tiempo.

Esto quiere decir que, en contraste a varios turismos eléctricos, jamás deberá preocuparse por la gama del BMW i8. Varias peculiaridades de seguridad estándar asimismo asisten a sosegarlo, incluyendo el frenado automático de urgencia que aplica los frenos si el automóvil descubre un obstáculo en la carretera.

No es el superdeportivo mucho más enternecedora de conducir, pero el i8 es un híbrido deportivo increíblemente terminado y una opción alternativa digna al Porsche 911 mucho más usual y al Honda NSX mucho más costoso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad