Revisión 2021 BMW Serie 6 Cabriolet

¿Es el BMW Serie 6 Cabrio un óptimo coche?

Si busca un convertible que sea lujoso y mucho más relajante que, por servirnos de un ejemplo, un Porsche 911 Cabriolet, merece la pena estimar el BMW Serie 6 Cabriolet. Es entretenido de conducir, tiene una selección de motores poderosos y eficaces y un interior bien pertrechado.

En verdad, hay muy escasas protestas sobre el interior de la Serie 6. El salpicadero está destinado hacia el conductor y la calidad de los materiales es de altísimo nivel. Todo se siente opulento, si bien quizás un tanto soso, dado el prominente precio. No obstante, el sistema de información y diversión iDrive de BMW es estándar.

Aún de este modo, los asientos delanteros del BMW Serie 6 son cómodos y, con el techo bajado, todavía es un espacio impresionantemente relajado y sereno para sentarse, sin precisar levantar la voz aquí. Los asientos traseros son menos increíbles para los mayores, que van a tener adversidades para tener espacio para las rodillas.

El techo de lona se puede subir o bajar a velocidades de hasta 30 km / hy 4 mayores están bien protegidos del viento aun a velocidades mucho más altas. Asimismo se puede proveer una cantidad aceptable de equipaje para la carretera: el maletero del 6 puede contener de manera fácil una maleta grande, bolsas blandas, un coche grande o un juego de palos de golf.

Hay tres motores para escoger, pero todos son geniales. La gasolina de nivel de entrada viene con apariencia de 3.0 litros turboalimentado de seis tubos on-line en el 640i, un tanto raro. Generando 320 hp, es una máquina despacio y con un sonido despacio, pero suficientemente fuerte para adelantar con seguridad.

Es preferible emplear el BMW Serie 6 Convertible para lo que mejor hace: conducir bajo el sol con el techo bajado. Si deseas entretenerte en un deportivo, hay mejores convertibles.

El V8 650i biturbo de gasolina añade un tanto mucho más de capacidad, pero optimización el desempeño solo un tanto, a cargo de prácticamente 9 mpg en economía de comburente.

Si la eficacia es una prioridad mucho más alta, entonces el 640d, un gasoil de 3.0 litros que genera 313 hp, va a ser mucho más para usted. Solamente menos fuerte que el 640i de gasolina, asimismo conseguirá 40 mpg en el momento en que se conduce con prudencia. Su aptitud polivalente la transforma en la opción mejor para la Serie 6. Todas y cada una de las Series 6 usan la transmisión automática de ocho velocidades de BMW. Cambia delicadamente, pocas veces se descubre y por norma general encaja realmente bien con el ámbito relajado del automóvil.

Los convertibles en ocasiones padecen escalofríos en el momento en que la carrocería se flexiona en esquinas cerradas o sobre baches. No hay semejantes inconvenientes aquí: la Serie 6 se siente sólida, pero no a cargo de la experiencia de conducción. Asimismo se siente ágil, con altos escenarios de agarre.

No obstante, se detiene lejos de un automóvil deportivo terminado, sin el género de conexión que va a apreciar en un 911 Cabriolet. Los métodos de conducción Comfort, Habitual y Sport están libres en la Serie 6, pero es preferible dejarlos en Comfort o Habitual, en tanto que cambiar a Sport provoca que la 6 se sienta desequilibrado sin prosperar claramente la manera en que conduce.

Entonces, en el caso de que seas un conductor entusiasta, hay mejores maneras de desahogarte. Pero si raras veces transporta usuarios traseros y elige viajar con el pelo al viento, el BMW Serie 6 Convertible va a hacer un óptimo trabajo. Tenga presente que existen muchas elecciones novedosas con la última tecnología a estimar en estos días, incluyendo el BMW Serie 8 Convertible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad