Los abogados de Ghosn aseguran que está ‘feliz’ tras días de interrogatorio francés

BEIRUT – El exjefe de Nissan Carlos Ghosn respondió a cientos y cientos de cuestiones de estudiosos franceses a lo largo de la semana anterior en Beirut y se encontraba «feliz y satisfecho» de haber tenido la posibilidad de detallarse sobre las acusaciones de mala conducta financiera, afirmaron sus abogados el viernes.

Los 4 días y medio de interrogatorios marcaron la primera ocasión a fin de que Ghosn, un ciudadano francés, se defendiese de las acusaciones francesas, incluyendo el gasto en fiestas suntuosas y aeroplanos privados, desde su arresto explosivo en 2018 en El país nipón y su fuga al Líbano un año después.

No obstante, como Ghosn era interrogado fuera de suelo francés, no se encontraba claro de qué forma podría, si quizás, recibir cargos preliminares. Sus abogados afirmaron que en este momento procurarán el derecho a soliciar presentes y testimonios de especialistas en la investigación francesa.

Previamente, el magnate automotor transformado en fugitivo le ha dicho a The Associated Press que no había hecho nada malo y espera que las indagaciones por último se abandonen. No charló con los cronistas a lo largo de todo el interrogatorio en Beirut, que empezó el primer día de la semana.

Es un movimiento excepcional que los jueces franceses interroguen a un sospechoso en el extranjero. Ghosn, a quien las autoridades libanesas le brindaron cobijo, medró en el Líbano y asimismo tiene la ciudadanía libanesa. El Líbano no lo extraditará. Nació en Brasil.

Ghosn fue interrogado sobre la financiación de las fiestas que organizó en el Palacio de Versalles como jefe de la coalición automovilística Renault-Nissan. Los estudiosos franceses, en cooperación con las autoridades judiciales libanesas, asimismo estaban examinando 11 millones de euros en costos en aeroplanos privados y acontecimientos organizados por un holding holandés, y subsidios a un concesionario de vehículos en Omán.

«Fue su ocasión de argumentar sus situaciones», ha dicho Jean Yves Le Borgne, integrante del equipo de defensa de Ghosn. «Sucedió en este momento y está satisfecho y feliz».

«Aún no se ha resuelto, como es natural, el inconveniente del siguiente paso en este trámite», añadió Le Borgne.

Hasta la actualidad, Ghosn no fué acusado de nada en Francia, pero podría haberlo hecho frente acusaciones preliminares de estafa, corrupción, lavado de dinero, empleo indebido de los activos de la compañía o abuso de seguridad agravado.

Si Ghosn puede ser acusado o no por los franceses, Carlos Abou Jaoude, su letrado con origen en Beirut, mencionó que las autoridades libanesas y francesas deben saber cuál va a ser el «estatus» de Ghosn.

Ghosn hace campaña para adecentar su nombre contra múltiples retos legales en Francia una vez que las acusaciones niponas desencadenaron el escrutinio de sus ocupaciones allí. Le ha dicho a la AP que tenía considerablemente más seguridad en el sistema legal francés que en el sistema japonés del que había huido.

Fue detenido en El país nipón en el mes de noviembre de 2018 por acusaciones de mala conducta financiera y estuvo en confinamiento solitario a lo largo de meses sin que se le dejara charlar con su mujer. Escapó al Líbano un año después en una trágica fuga que asombró al planeta. Hasta entonces, múltiples socios están en la prisión o en juicio en El país nipón y Turquía, en casos relacionados con sus ocupaciones financieras o fuga.

Publicada el
Categorizado como Blog