Prueba Audi S1 ​​Sportback 2021

¿Es el Audi S1 ​​Sportback un óptimo coche?

El Audi S1 ​​Sportback es un sedán que merece la pena estimar si busca algo verdaderamente veloz, de gama alta y un tanto mucho más simple de conducir que el S1 estándar de tres puertas.

En el interior, el S1 Sportback se ve idéntico al S1 estándar: consigues exactamente las mismas rejas de ventilación refulgentes, un diseño de tablero fácil y un display de información y diversión que se abre desde la parte de arriba del tablero. Es posible que no se vea tan precioso como el interior de un Mini Cooper S, pero está prácticamente tan bien construido.

Como hablamos de un modelo deportivo S, asimismo consigue un borde colorado refulgente, un volante de fondo chato al estilo de un automóvil de carreras y asientos delanteros con mayor acompañamiento que lo sostendrán firmemente en su sitio en las esquinas.

Aun si eres suficientemente prominente, el ajuste del taburete basta para guiarte a localizar tu situación de conducción ideal. Lamentablemente, los asientos traseros son claramente menos espaciosos y las ventanas traseras bastante pequeñas lo hacen un tanto claustrofóbico. Por lo menos sus puertas auxiliares significan que es considerablemente más simple para los usuarios emprender que el S1 estándar de tres puertas.

El espacio del maletero no incrementa en comparación con el modelo estándar de tres puertas, con lo que el Sportback no es tan práctico como el Mini Cooper S. de cinco puertas. Todavía puede conducir una maleta pequeña o un coche en el Audi, pero montar una bicicleta (aun con los asientos traseros plegados) va a ser una restricción rigurosa.

No poder emplear un guardarropa probablemente no va a ser un inconveniente si está teniendo en cuenta un automóvil deportivo como el S1, en especial tras gozar de su destacable desempeño.

El S1 Sportback es muy entretenido de conducir, pero intercambia ciertas risas a un ritmo vertiginoso.

Su motor turbo de gasolina de 2.0 litros y 230 CV proporciona una aceleración inigualable con algún otro automóvil de este pequeño tamaño (y varios vehículos mucho más enormes): va a pasar de 0 a 100 km / h en solo 5,9 segundos.

Conduzca por una carretera sinuosa y el Audi va a correr de esquina en esquina como un mosquito sorteando el encontronazo de una mosca. Viene de serie con tracción en las 4 ruedas (para aumentar al máximo el agarre en rutas escurridizas) y suspensión adaptativa capaz que va a ayudar a eludir que se vuelque en las curvas y reducirá el encontronazo de los enormes nidos de pollos.

Claro, no es un Rolls Royce, pero aun de esta forma es bastante relajante de conducir: su pequeño tamaño provoca que sea simple de maniobrar y es mucho más discreto a grandes velocidades que la mayor parte de los coches pequeños.

No viene con exactamente la misma proporción de tecnología de seguridad de alta tecnología que ciertas elecciones mucho más novedosas, pero el S1 Sportback todavía es un coche pequeño lujoso y alegre con el que es simple vivir, si bien un tanto costoso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad